Redacción Vere Álvarez N

La mayoría de las personas deciden aguardar sin ir al médico cuando consideran que un problema no es grave sin saber sus consecuencias. Si una enfermedad o dolencia no se trata a tiempo solo puede empeorar

Visitar a un médico o especialista no cuesta nada y más teniendo en cuenta que no hay nada más preciado que la salud. ‘Nunca dejes para mañana lo que puedas hacer hoy’ es el refrán que mejor se adapta a la temática de la cual queremos hablar en este artículo. En muchas ocasiones, cuando sentimos dolores, presentamos síntomas o algún tipo de anomalía, no le damos la importancia que merece o incluso llegamos a decir “si aumenta” o “si me pongo peor” ya iré al médico. El tiempo futuro del verbo ‘ir’ tiene un mal uso ya que estamos diciendo que si acaso me pasaré por el médico para que me vean. Es un error ya que a veces algo que consideramos una tontería o sin importancia se convierte en un problema grave difícil de atajar por dejarlo avanzar en el tiempo.

Como siempre dice nuestro neurocirujano Dr. Bernardo Mosqueira, “hay que alejar los miedos para poder disfrutar de la calidad de vida”, haciendo referencia al temor que muchas personas sienten por acudir a las consultas médicas o enfrentarse a una intervención quirúrgica. De ahí que su confianza, cercanía y trato con sus pacientes sea máximo para que se olviden de todos esos factores y solo piensen en mejorar su salud. Es cierto que algunos problemas, tales como resfriados, pueden ser tratados desde casa, pero otros requieren de asistencia médica. Además, debemos tener en cuenta las visitas periódicas ya que todos debemos acudir con cierta frecuencia al médico, las cuales se diferencian de las asistencias por algún hecho puntual o de urgencia.

¿Por qué hay que atajar cuanto antes?

Existen casos, vividos por personas reales, que, por ejemplo, sufren de ciática y por no dedicarle un correcto cuidado el problema se ha extendido dando lugar a hernias discales o estenosis. Lo mismo ocurre cuando tenemos dolores lumbares o cervicales, que pensamos en un simple dolor de espalda, no lo tratamos y se ocasionan síntomas mayores que no nos permiten tener el bienestar que deseamos. Otra historia, la cual ya contamos en nuestras redes sociales, fue la vivida por Juan, quien sufría del músculo piramidal y tras mucho tiempo sin recibir un diagnóstico efectivo sufrió la aparición de una estenosis de canal lumbar.

Si dejamos que los días pasen, pueden ocurrir dos cosas, por un lado, que el problema afecte a otra zona limítrofe (extendiéndose), o, por otro lado, que el principal vaya a más y sea tarde a la hora de curarlo o necesite de más tratamientos para acabar con él. Cualquier enfermedad siempre es mejor combatirla desde la raíz, con la aparición de sus primeros síntomas y efectos, para no darle opción de crecimiento.

En Clínica Dr. Mosqueira estamos a su disposición para todo lo que necesite, puede ponerse en contacto con nosotros en el 951 00 66 38 para solicitar cualquier tipo de información sin ningún tipo de compromiso. Estamos para ayudarle, póngase en buenas manos: ‘LO QUE IMPORTA NO SON LOS AÑOS SINO LA CALIDAD DE VIDA’.

CategoryHemeroteca, Noticias

Pide cita ahora        951 00 66 38