Redacción Vere Álvarez N 

Un estrechamiento del canal vertebral hace que se compriman los nervios que pasan por esa zona de la espalda. Para acabar con la sintomatología de esta patología, que puede ser tanto de canal lumbar como cervical, la intervención quirúrgica suele ser la única opción

 

¿Quién no ha sufrido dolor de espalda algún día de su vida? Seguramente la mayoría de vosotros ha manifestado alguna molestia en esa zona del cuerpo y es que, según diferentes estudios, entorno al 85% de las personas sufren dolor de espalda en algún momento de sus vidas, afectando a ocho de cada diez. También hay que tener en cuenta el tipo, intensidad y duración de esta afección para poder catalogarla de aguda, cuando aparece de buenas a primeras manteniéndose solamente durante ciertos días o semanas, o crónica,  cuando dura más de tres meses. En este último caso, el problema se torna más serio.

 

Estrechamiento del canal vertebral

Dentro de ese porcentaje de personas que sufren problemas de espalda de manera crónica, principalmente afecta a personas mayores. Centrándonos en una patología de columna que el Dr. Mosqueira conoce y trata a la perfección, la estenosis de canal surge principalmente en pacientes que superan los 65 años de edad, convirtiéndose en la primera causa de cirugía de columna. Por causas degenerativas, el tejido óseo y las articulaciones del canal espinal pueden aumentar de tamaño, así como los ligamentos que se encuentran en dicha zona. Como consecuencia de esto, se estrecha el espacio por el que pasan las raíces nerviosas. Si esto se prolonga pueden quedar comprimidas y producir síntomas. En el caso de la estenosis de canal lumbar (zona inferior de la espalda), puede asociarse a la aparición de una o más hernias discales, con lo cual se comprimen aun más las raíces nerviosas; mientras que en la de canal cervical (cuello) puede comprimirse incluso el cordón medular al completo, produciéndose daño en el mismo.

 

Molestias en extremidades inferiores

En otro de los artículos publicado anteriormente en nuestra web, ya dedicamos unas palabras a la expansión y crecimiento de los dolores,  pero ¿por qué sentimos molestias en las extremidades inferiores sobre todo cuando hablamos de estenosis de canal lumbar o dolor en la parte baja de la espalda? Un problema central, como es el caso de la estenosis, puede desembocar en síntomas relacionados de inicio gradual y progresivo que se reflejan en otras partes del cuerpo.

Esto es muy claro y fácil de entender, porque los nervios son los responsables del movimiento de los músculos y articulaciones de esas partes del cuerpo. Al sentirse presionados o estrangulados, pierden su funcionalidad, no pueden mandar correctamente órdenes a las piernas, por lo que aparece dolor, sensación de hormigueos, adormecimiento de las piernas al caminar, pérdida de fuerza en casos severos y prolongados, etc.

 

Intervención quirúrgica como única opción a dolores severos

Fisioterapia física o cirugía. Estas son las dos opciones que se barajan en función al grado de opresión que provoca la estenosis. Está claro que un tratamiento a tiempo disminuye las dolencias y evita que el problema vaya a más, pero en ocasiones ante un caso severo no tiene utilidad una terapia conservadora, por lo que quedaría la operación como posibilidad exclusiva para atajar los dolores. Para la intervención quirúrgica existen varias posibilidades de actuación en función del caso, lo que sí está claro que el microscopio quirúrgico es el arma protagonista.

Por un lado está la microlaminectomía descompresiva, por la cual se hace una pequeña incisión de unos tres centímetros en la espalda siguiendo la línea de la columna, concretamente, como es lógico, en la zona donde está la estenosis para extirpar parte de una vértebra que causa la compresión de los nervios y así liberarlos. Y, por otro, el procedimiento quirúrgico de microlaminoforaminotomía, haciendo que se libere la presión de un nervio mientras se ensancha la abertura en la espalda por donde las raíces nerviosas salen del conducto raquídeo.

Si quiere información sobre un problema o una técnica concreta, no dude en contactar con nosotros en el 951 00 66 38, estaremos encantados de atenderle para ayudarle en lo que necesite.

 

CategoryHemeroteca, Noticias

Pide cita ahora        951 00 66 38