Artículo publicado en diario La Razón, redacción Vere Álvarez N

 

Bernardo Mosqueira muestra algunas de las claves de su éxito personal y laboral, y nos acerca la realidad de su clínica situada en Málaga. Experto en patologías de columna que van desde las hernias discales y estenosis tanto de canal lumbar como cervical hasta los tumores de médula espinal y cerebro. Sus más de 20 años de experiencia, el trato personalizado con los pacientes y los resultados de las intervenciones quirúrgicas que realiza hacen que muchas personas, de diferentes lugares de España y sin importar la edad, se pongan en sus manos para conseguir lo que los dolores les impide: mejorar su calidad de vida

 

La relación que mantiene con los pacientes le hace distinguirse del resto de doctores, ¿qué siente al recibir tantas muestras de cariño?

Siempre dije que cuando veo a un paciente entrar a la consulta le quiero y comienzo a sentir cariño. Es algo natural, me gusta ayudar a la gente en lo que pueda, tratar con ellas y a veces es difícil porque vienen con muchos problemas. Es algo que se tiene que hacer, es una forma de vivir y no lo veo como algo que se deba sentir, lo veo como que es parte de mi vida. Simplemente recibo lo que doy, si doy cariño me dan cariño, doy a mis pacientes la calidad de vida que merecen.

“Cuando veo a un paciente entrar a la consulta le quiero y comienzo a sentir cariño. Es algo natural”

Cambia el usted por el tú, usa el tuteo en el trato con sus pacientes. ¿Qué beneficios cree que se consigue con ello?

No es premeditado, a la gente se le trata de igual a igual. Tenemos funciones diferentes, yo soy el profesional y él el paciente, pero en el fondo somos dos personas que nos unimos por algo en común, él se tiene que curar y yo hacer que se cure, no soy superior ni mejor ni peor, tenemos funciones diferentes nada más. El tuteo hace que la gente se abra más, te pueden contar más cosas, haya más confianza, haya respeto y esto genera seguridad en la persona.

“El tuteo hace que la gente se abra más, te pueden contar más cosas, haya más confianza, haya respeto y esto genera seguridad en la persona”

¿De dónde saca las fuerzas para exprimir al máximo los días?

Por un lado por la pasión, una persona tiene que estar apasionada por lo que hace, siempre con ganas de crecer y mejorar. Y, por otro lado, optimizar el tiempo de mis talentos, lo que se me da bien, me baso en el principio de Pareto, que la gente se ríe cuando lo digo. Este es el principio de 80-20, hay un 20% de nuestro esfuerzo que nos van a generar un 80% de beneficios. Yo trato de buscar ese 20% que me hace más fuerte, invierto el 80% de mi tiempo en eso.

 

Sanidad pública, privada, familia y deporte. Y sin olvidar a los más de 42.000 seguidores que tiene en Facebook…

Siempre digo que hay tiempo para todo, me levanto prácticamente todos los días a las cinco de la mañana para aprovechar cada minuto posible. A mis seguidores les dedico cualquier rato libre para acercarme a ellos, hago un uso diario de esta red social porque puedo compartir con ellos mis reflexiones, consejos y las intervenciones que realizo. Les contesto a todas sus peticiones e intento ayudarles de la manera que pueda. Esto da confianza, cercanía y un mejor trato.

“Me encanta lo que hago, me gusta tratar a la gente y mientras más mejor, trabajando en la sanidad pública y en la privada puedo llegar a todos los públicos”

¿Qué le lleva a trabajar en la sanidad pública y en la privada?

En la sanidad pública aprendo mucho al tener la oportunidad de ver a muchos pacientes y, además, me encanta la medicina. El hospital público es como Universidad donde aprendemos muchas cosas, me codeo con muchos profesionales y eso ayuda a crecer. En la privada, en Clínica Dr. Mosqueira, lo hago porque me gusta tratar a la gente y mientras más mejor, así puedo llegar a todos los públicos. Me encanta lo que hago, pero también logro un beneficio para mantener a mi familia y vivir mejor.

 

Los pacientes recuperan la calidad de vida tras sus intervenciones. ¿Le gustaría destacar algún caso concreto?

El caso que más me sorprendió fue el de Samuel, un joven operado de hernia discal, que cuando lo vi por primera vez estaba tumbado y se encontraba fatal. A los siete meses de intervenirle estaba trabajando de profesor de Pilates, tenía una vida autónoma totalmente independiente, es decir, un cambio radical.

“El 99% de los problemas de espalda diría que se deben al tener un Core débil y sobrepeso”

¿Qué consejo le daría a una persona que sufre graves dolores de columna que le impiden realizar vida normal?

El consejo que le doy principalmente es que baje el peso corporal y que fortalezca mucho el Core: la zona abdominal y trasera de la espalda. El 99% de los problemas de espalda diría que se deben al tener un Core débil y sobrepeso. En muchos casos con ello no es suficiente o ya arrastra un problema, por lo que tienen que acudir a un profesional para que se le de un diagnóstico y derivarle, si lo necesita, a intervención quirúrgica.

 

¿Cuál cree que es la esencia que le lleva a conseguir tan buenos resultados a la Clínica Dr. Mosqueira?

Simplificar lo que parece difícil para volverlo fácil, esto es, no operar a pacientes que no van a mejorar, dar buenos consejos a esas personas que no se pueden operar y los que tienen indicación quirúrgica se operan con la técnica menos agresiva posible, la microcirugía no invasiva que hace que en pocas horas de recuperación la persona esté caminando. Ofrecemos un tratamiento personalizado en cada paciente ya que cada uno es diferente, aunque la patología en global valga para todos.

 

¿Qué servicios se ofrecen?

Tenemos actualmente al Dr. Fernando Biguria, cirujano cardiovascular, al Dr. Jesús Romero, neurólogo y médico en la terapia del dolor de personas que no se pueden operar, y a la Psicóloga Estefanía Villanueva. Próximamente queremos incorporar a un traumatólogo que opera rodillas y caderas. Queremos ir aumentando poco a poco nuestra cartera. La idea es unir todas las especialidades, trabajar en conjunto para dar solución a todos los problemas que tengan los pacientes.

 

Por último, ¿qué objetivos tiene de cara al futuro?

Mi objetivo a corto plazo es dar mejor servicio a los pacientes. A mediano plazo incluir más especialistas en la misma clínica y a largo plazo copiar este estilo de clínica en otros sitios del país para poder ofrecer los mismos servicios y las mismas maneras de tratar a la gente. En resumen, mi objetivo fundamental es crear y tener más clínicas que posean las mismas características.

 

 

 

 

 

CategoryHemeroteca, Noticias
  1. 5 noviembre, 2019

    Hola soy Isabel Ayala Sílvia ya me puse en contacto con ustedes y me gustaría que me dieran hora para enero soy de Tarragona y en esas fechas podría ir a su consulta. Un saludo

    • 5 noviembre, 2019

      Buenas tardes Isabel, llámenos de nuevo al 951006638 para que podamos agendar su cita. Un abrazo.

Escribe un comentario:

*

Your email address will not be published.

Pide cita ahora        951 00 66 38