Redacción Vere Álvarez N 

Estas son palabras de Antonio Santiago, un paciente intervenido hace seis meses de hernia discal, quien cada día se acuerda de las manos del Dr. Mosqueira. Uno de tantos. Testimonio que con el paso del tiempo se encuentra feliz y agradecido tras pasar por quirófano

 

Sentimiento de bienestar, placer o alivio, llámenlo como quieran. Miles de historias, miles de nombres. Vidas que se han visto paralizadas por problemas de columna, coartando libertades. Personas que han llegado a pensar que esa patología les acompañaría en su día a día al no ver solución, al creer que toda su vida iban a estar limitadas. Pero, no es así. De la oscuridad a la luz. Como Antonio Santiago, multitud de personas han vuelto a sentir ese sentimiento al que llamamos satisfacción. Su vida el verano pasado era un calvario, nada que ver con este.  “No podía ni andar, ni respirar, cada mañana, cuando me levanto, me acuerdo de usted”, dice Antonio haciendo referencia al neurocirujano Bernardo Mosqueira, quien le operó de una hernia discal L4-L5 izquierda en enero de este año. “Qué buen verano estoy pasando gracias a tus manos”, añade Santiago.

 

Amor genuino por lo que haces y por los pacientes

Ayudar a los que más lo necesitan para ver la felicidad en sus caras, es uno de los lemas del Dr. Mosqueira: “Cuando pienso en una frase que defina rápidamente la grandeza de un médico, pienso en esto, ama tu medicina, pero sobre todo a tus pacientes. De nada sirve el conocimiento, sin un amor genuino por lo que haces y por tus pacientes”. Cariño, cercanía y trato nunca va a faltar en la clínica, todo ello unido a la profesionalidad de un equipo preparado.

Pacientes que se convierten en amigos e incluso en algo más al fraguarse un lazo fuerte e indescriptible. Las palabras de Herminia, al ser operada de dos niveles de estenosis hace escasos días, reafirma lo anterior: “Estoy muy bien y muy contenta, todo el personal es estupendo, súper agradables y usted (dirigiéndose a Bernardo) es mi luz, mi vida”. Remedios Guerrero se operó en época estival, lo que le permitió en su caso disfrutar del verano: “Me fue muy bien, para mi fue como un sueño verme libre de unos dolores terribles gracias al Dr. Mosqueira”.

 

“Mi marido se operó hace tres años”

Muchas personas, al ver los vídeos en nuestra página de Facebook de testimonios que aparecen andando a pocas horas de la intervención, no se lo creen, pero gracias a la voz de los mismos pacientes y sus comentarios se ve la realidad. Sus imágenes hablan por sí solas. “Te lo puedo garantizar porque a mi me operó y a las pocas horas estás andando, ya no tienes dolor, lo que tienes es la molestia de una operación, te parece mentira estar así. Después de operada hay que cuidarse, lógicamente”, expresa nuestra amiga Conchi García. Otra familia feliz es la de Mercedes Saldaña, su marido sufría grandes dolores y “gracias a Dios y al Doctor Mosqueira, ya no hay dolores después de mes y medio”.

Después de la intervención, para seguir con el paso de los años disfrutando de la calidad de vida, hay que cuidarse y mantener hábitos saludables, tanto en deporte como alimentación. El reflejo lo vive, entre otros, el marido de María José Cillan, operado hace tres años de una estenosis lumbar y actualmente se encuentra en un estado fenomenal. También Mayte de Oses, dando fe de este ‘milagro’, ya que fue operada en octubre de 2019, “contenta y recuperada, a la espera de una nueva revisión”.

Para cualquier información o duda solo tiene que llamar al 951006638 y le atenderemos de la mejor manera. Con estas líneas, donde los pacientes e intervenidos ponen voz, se pretende demostrar que una visita a consulta seguida de una intervención quirúrgica te puede cambiar la vida. ¿Y tú, quieres vivir sufriendo o vivir viviendo?

 

CategoryHemeroteca, Noticias

Pide cita ahora        951 00 66 38