Redacción Vere Álvarez N 

Más de 2 millones de personas sufren depresión en España. Nuestra psicóloga Estefanía Villanueva expresa que para combatir este trastorno mental es necesario tomar conciencia de que tenemos un problema cuando existe “desgana por vivir o realizar tareas cotidianas” y pedir ayuda a familiares y profesionales

 

Nuestra actitud está marcada por los estados de ánimos. Dependiendo de este estado desempeñamos una tarea con más o menos energía, tenemos ganas de ir a la playa o de quedarnos encerrados, realizar una comida o no tener apetito…un sinfín de situaciones diarias en las que la tristeza y desgana vencen a la felicidad y el interés. Las diferencias con las emociones radican en la duración y la intensidad, las cuales se activan en un momento puntual por una situación concreta mientras que un estado de ánimo se prolonga en el tiempo y con firmeza. Cuando sufrimos un trastorno del estado de ánimo que puede ser desencadenado por un acontecimiento traumático de estrés o de manera sobrevenida surge un problema. Hablamos de tristeza prolongada, sensación de vacío, irritabilidad, sentimientos de culpa, cambios en los patrones de sueño y en el apetito, pérdidas de interés en las actividades que les eran antes placenteras e incluso, en un caso más extremo, pensamientos repetitivos de muerte o suicidio como algunos de los síntomas que reflejan las personas que tienen esta enfermedad mental conocida como depresión.

 

Relación entre hábitos saludables y estados de ánimo

Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), la depresión la sufren más de dos millones de personas en nuestro país convirtiendo a España en el cuarto país de Europa con más casos y que esta es provocada por una combinación de factores biológicos, psicológicos, genéticos, sociales y ambientales. La psicóloga Estefanía Villanueva explica que las personas tenemos un estado anímico en función no sólo de factores biológicos y genéticos sino también en función de cómo nos relacionamos con nuestro entorno. “Cuando nuestras acciones no van dirigidas ni acorde con nuestros valores vitales, harán que nuestro estado anímico sea inadecuado, por ello, los hábitos de vida saludables además de garantizar una salud física adecuada favorecen a que nuestra estabilidad emocional sea enriquecida por eventos externos agradables”, aclara Villanueva.

Por otro lado, la depresión no entiende de edades, esto es que la vulnerabilidad de sufrirla depende de factores individuales, va en función de la historia de vida, de la experiencia personal y de los acontecimientos (personas mayores que viven solas, adolescentes con historias familiares de pobreza, exclusión, etc). A la pregunta cómo o de qué manera se puede combatir la depresión, la respuesta es clara: es necesario pedir ayuda a personas de nuestro entorno (familiares y amigos) y a profesionales especializados. ¿Cuál es el primer paso? Hay que tomar conciencia de que “cuando existe un desazón y desgana por vivir y/o realizar tareas cotidianas, tenemos un problema”. La depresión no tiene un único origen o desencadenante sino que son la suma de algunos o muchos. Es de vital importancia identificar la causa del malestar, trabajar sobre las acciones que realizamos con nuestro entorno y realizar una activación de la conducta para cambiar esa “rumia” continua y malestar.

 

“Siempre debe consultarse con un profesional”

La gran mayoría de las personas podemos estar tristes, melancólicos, infelices, abatidos o derrumbados en algún momento de nuestra vida durante períodos de otra duración. Cuando el malestar continúa y además hay cambios en los hábitos de sueño, alimentación y nuestra forma de relacionarnos se ve afectada, debemos consultar con un profesional. La depresión puede derivar en otro tipo de patologías o enfermedades si no se trata bien o a tiempo por eso “siempre debe consultarse con un profesional”. La psicóloga Villanueva manifiesta que la sintomatología es parecida a otros trastornos del estado de ánimo e incluso enfermedad mental, por lo que debe hacerse un valoración que implique una diagnóstico diferencial por un profesional especializado de la salud mental.

Como recomendaciones para las personas que viven estas situaciones de melancolía y tristeza, es beeneficioso tomar el sol, mantener hábitos y rutinas placenteras saludables, hacer el esfuerzo por contactar con amigos y familiares, buscar los tiempos para dedicar a  aquellas cosas que van acorde a sus valores y sentido de vida, meditar, rezar si se es creyente, descansar bien con higiene de sueño y, no olvidar, pedir ayuda. En Clínica Dr. Mosqueira estamos a su entera disposición para cualquier información que necesiten sobre este o cualquier problema. Puede contactar con nosotros en el 951006638 sin ningún tipo de compromiso para que Estafanía Villanueva le ayude.

 

 

CategoryHemeroteca, Noticias

Pide cita ahora        951 00 66 38