Redacción Vere Álvarez N

Los pacientes agradecen al neurocirujano Bernardo lo que ha hecho por ellos: devolverles lo que siempre, una vez perdida, soñaron con volver a tener. Estos cambios radicales en sus vidas fueron provocados gracias a las intervenciones quirúrgicas que desde Clínica Dr. Mosqueira se hacen desde el corazón

 

Existe un refrán muy utilizado que todo ser humano debería utilizar multitud de veces a lo largo de sus vidas: Ser agradecidos es de bien nacidos. Hay personas a las que parece les cuesta dar las gracias por un favor o un regalo recibido, o simplemente, pedir perdón al haber hecho una acción que pudiese causar daño a alguien. Estas buenas costumbres son tan naturales que en algunas ocasiones se olvidan poner en práctica.

Hay que valorar el gesto de las personas que en el día a día te dan las gracias por algo tan simple como dejarles paso en la acera o por cogerle un paquete de leche de una estantería a la cual no llegan. Se podrían poner mil y un ejemplos, pero con estos dos simples sabemos bien a lo que queremos referirnos. “La buena educación es un valor que debe ir con nosotros, es lo que nos enseñan desde pequeñitos, ello crea una relación amable y cercana entre personas”, expresa Bernardo Mosqueira, quien cada día en redes sociales, además de por los pasillos de los centros médicos en los que trabaja, recibe agradecimientos de pacientes a los cuales ha ayudado cambiándoles la vida. Él, les devuelve el agradecimiento por el gesto de buena voluntad con una sonrisa de oreja a oreja.

 

Pacientes agradecidos

“Se lo agradezco todos los días de mi vida, gracias a usted he vuelto a caminar y a correr, sabe que llegué a Málaga sin conocer nada y sin cita previa, pero me atendió de igual manera”, son palabras que reflejan la gratitud de Guadalberto Espinosa que desde Algeciras (Cádiz) vino en busca de las manos de Bernardo. Un profesional que siempre repite que “no tienen que darlas (las gracias)” puesto que “es mi labor y solo pienso en hacer felices a las personas ya que no merecen sufrir dolores en esta vida”.

Otro matrimonio, eternamente agradecido, es el de Toñi y Antonio, que recorrieron 530 kilómetros para buscar su calidad de vida. “Gracias por ayudarnos, por la gran calidad de vida que nos das, por el corazón tan grande que tienes y por el buen equipo del que te rodeas, expresa Toñi Martín desde Madrid. Hoy viven como hace años lo hacían, un día perdieron la ilusión que han vuelto a recuperar. Salvador, tras unas palabras muy humanas, interpreta que carecía de una calidad de vida por los dolores que padecía: “Este equipo, dirigido por el Dr. Mosqueira, ha logrado devolverme esa calidad de vida que cualquier persona desearía tener. Nunca lo olvidaré y les estaré eternamente agradecido.

Comentarios que suponen energía y motivación para el profesional Bernardo Mosqueira: “Me levanto cada día con ganas de sacar sonrisas, esa satisfacción al ver como en 24 horas puede una persona cambiar tanto su estado físico no puede expresarse con palabras. Hay que verlo, crearlo y sentirlo”. Un buen equipo, una buena formación, un buen microscopio quirúrgico y, sobre todo, un buen nivel de profesionalidad, respeto y empatía. Con esto último se logra transmitir la confianza y seguridad necesarias al paciente que hacen que, alejando el miedo, se meta en quirófano. La decisión cuesta, hay que repensarla, pero en el 99% de los casos el resultado es positivo. “No soy mago ni dios, nunca aseguro un resultado del 100% porque la perfección no existe”, reseña el Dr. Mosqueira.

Si necesitas un diagnóstico o una intervención quirúrgica, en Clínica Dr. Mosqueira ponemos a su disposición todos los medios posibles, siempre nos gusta informar a nuestros pacientes y amigos, y también ayudarles en todo lo que sea posible. Si quiere información acerca de cualquier tema médico o necesita una consulta con nosotros, no dude en contactar con nosotros en el 951 00 66 38, estaremos encantados de atenderle para ayudarle en lo que necesite.

 

 

 

 

CategoryHemeroteca, Noticias

Pide cita ahora        951 00 66 38