“La endoablación láser de las varices es la alternativa a la cirugía”

Entrevista al cirujano cardiovascular, el doctor Fernando Biguria

¿Cómo es el tratamiento ambulatorio que realiza para la eliminación de las varices?

Es un procedimiento quirúrgico percutáneo combinado con microincisiones, con el cual se logra eliminar (ablación) el flujo de la vena safena interna y/o externa utilizando una sonda láser endovenosa (dentro de la vena), así como extraer los cordones de varices subcutáneas. Es un procedimiento que en casi el 100% de los pacientes no lleva puntos y se puede realizar de forma ambulatoria. Sin embargo, sigue siendo un procedimiento quirúrgico.

 ¿En qué medida beneficia esto al paciente y que diferencia esta técnica de la cirugía tradicional?

El resultado a largo plazo de la endoablación láser en comparación a la cirugía tradicional son comparables, desde el punto de vista de recurrencia de varices y mejora de calidad de vida. Sin embargo, los pacientes tratados con endoablación láser presentan una tasa de éxito superior inicial y a medio plazo. Asimismo, la recuperación es mucho más rápida y menos dolorosa y con menos hematomas y equímosis que aquellos tratamientos con la cirugía tradicional, la safenectomía (extirpación de la vena safena). En general, aquellos pacientes tratados con endoablación láser, pueden andar a partir del primer día postoperatorio y regresar a una vida normal rápidamente, en unas 2 semanas, y volver a realizar actividades deportivas, laborales, etc. En la safenectomía el paciente necesita entre 4 a 6 semanas para recuperarse.

 ¿Desde cuándo lleva aplican- do esta técnica y cuántos pacientes se han beneficiado?

Las técnicas de endoablación venosa para insuficiencia venosa (varices), se han empleado desde hace ya varios años. Éstas, han ido evolucionando desde su aprobación para tratamiento en seres humanos. Primero, fue la ablación por radiofrecuencia, la cual recibió aprobación por la F.D.A (Administración de drogas y alimentos de EEUU) en 1999. Posteriormente en el 2002, se dio aprobación para la utilización de los procedimientos con láser. Desde entonces, estos procedimientos se han venido refinando y haciendo cada vez menos invasivos y ofreciendo mejores resultados. Desde entonces son cientos de miles los pacientes que se han beneficiado de estos procedimientos a nivel mundial.

 ¿Todos los pacientes con va- rices son susceptibles de ser intervenidos o existen distintos niveles de gravedad, y por lo tanto de tratamiento?

 Como en la mayoría de los casos en medicina, existen distintos niveles de severidad de las enfermedades. En este caso, los pacientes que son, por lo general, candidatos a este procedimiento, son aquellos que presentan insuficiencia de las válvulas del sistema venoso superficial de las piernas (Venas Safenas), o aquellos que presenten reflujo a nivel de la unión de la vena safena con las venas del sistema profundo (cayado Safeno).

¿Son muchos los pacientes que piden ser intervenidos de varices?

Sí. Las consultas por varices son unas de las más comunes en la práctica de la cirugía vascular y cardiovascular. Se estima que alrededor del 50% de la población, si no es que más, padecen de algún grado de insuficiencia venosa.

¿Existen otras alternativas para acabar con las varices?

Desafortunadamente, la insuficiencia venosa es una patología que no se puede curar en un 100%. Existen varias formas de tratarla, controlarla y mejorar los síntomas de la misma. La cirugía es una de las armas que tenemos para tratar esta patología. También existen técnicas como la esclerosis o el uso de láser cutáneo, así como algunos medicamentos y medios físicos que ayudan con los síntomas y a prevenir la progresión de la enfermedad. Como mencioné previamente, esta es una enfermedad con un espectro de severidad, y cada técnica o tratamiento sirve para las diversas presentaciones de la misma.

En ocasiones las varices son una patología que se suele asociar con frecuencia a las mujeres, por su carácter estético, pero también afecta a los hombres. ¿Qué prevalencia tiene la aparición de varices en un sexo u otro?

En los estudios epidemiológicos se ha observado una fuerte correlación familiar para el desarrollo de varices. También se ha encontrado una correlación bastante fuerte con el sexo femenino, siendo aquellas mujeres de edad avanzada, multíparas (varios embarazos) y con sobrepeso y obesidad. La incidencia en varones es mucho menor que en las mujeres. Estos se ven afectados por herencia familiar o aquellos que tienen ocupaciones donde re- quieren estar largos períodos de tiempo de pie. De forma curiosa, en varones, no se observa una correlación entre el sobrepeso para la formación de varices.

¿Cuáles son las principales afecciones de las varices en el día a día de estos pacientes?

Los síntomas que pueden pre- sentar las personas con varices son variados y no afectan a todos de forma homogénea. Entre los síntomas se encuentran: pesadez de piernas, dolor de piernas, picazón, piernas inquietas durante la noche e hinchazón o edema de tobillos y piernas. Todos estos síntomas, tienden a exacerbarse tras estar de pie durante largos períodos.

¿Qué línea de trabajo se está siguiendo en el campo de la eliminación de varices?

Como he mencionado previa- mente, las técnicas de cirugía han avanzado convirtiéndose cada vez en procedimientos menos invasivos, buscando la recuperación más rápida posible, con las menores molestias posibles e incrementando la seguridad para el paciente.

Entrevista realiza para el periódico Málaga Salud

CategorySin categoría

Pide cita ahora        951 00 66 38