Redacción Vere Álvarez 

Esta es la contestación a la pregunta que muchos pacientes o personas con esta patología hacen a Clínica Dr. Mosqueira de manera común tanto por redes sociales como por vía telefónica. La microcirugía no invasiva, al igual que frente a una estenosis lumbar, es la técnica utilizada para alcanzar la calidad de vida. Este tipo de estrechamientos en el cuello son menos frecuentes entre la población

Cambia la zona, pero no el proceso. En Clínica Dr. Mosqueira se tratan problemas de columna no solo de naturaleza lumbar sino también espinal cervical: estenosis de canal y hernias discales, principalmente. Centrándonos en el estrechamiento del espacio en la parte alta de la espalda por el que pasan las raíces nerviosas podemos decir que afecta sobre todo a personas mayores de 50 años, debido, principalmente, al desgaste de los huesos provocado por la edad. Una estenosis de canal cervical puede producirse por causas degenerativas, creadas cuando el tejido óseo y las articulaciones del canal espinal aumentan de tamaño, así como los ligamentos que se encuentran en dicha zona.

Síntomas, causas y tratamiento

A raíz de ello, se estrecha el espacio por el que pasan las raíces nerviosas y si esto se prolonga pueden quedar comprimidas y producir síntomas. En un principio los síntomas pueden acrecentarse de manera progresiva produciendo dolor en el cuello, hormigueos o sensación de adormecimiento, perdida de sensibilidad, entumecimiento/debilidad en brazos, piernas y manos, dificultad para caminar, mantener el equilibrio, problemas de coordinación, problemas de riñón e incontinencia; y/o, en casos severos, disminución de la fuerza.

Cuando existe un caso leve se puede optar por un tratamiento conservador, consistente básicamente en diferentes tipos de ejercicios, antiinflamatorios, analgésicos y fisioterapia. Si no da buenos resultados, la mejor opción es la intervención quirúrgica. En estos caso, con el microscopio quirúrgico como aliado, se usa la microlaminectomía descompresiva (pequeña incisión de unos tres centímetros para extirpar parte de la vértebra que causa compresión) o la microlaminoforaminotomía (liberando presión de un nervio mientras se ensancha la abertura en la espalda). Estas técnicas tienen como objetivo principal evitar el progreso de la enfermedad y lograr que el paciente vuelva a tener un día a día normal, sin molestia alguna.

Formación de la columna: 33 vértebras

Recorriendo el camino iniciado desde el cuello hacia abajo, encontramos una primera área cervical formada por las siete vértebras del cuello (C1-C7) antes de llegar a la zona torácica o dorsal (T1-T12). Ya en la parte baja de la espalda señalamos la región lumbar, con sus vértebras L1 a L5. Antes de finalizar el trayecto de la columna, el cual termina en el coxis, formado por cuatro vértebras coccígeas, hay que destacar el sacro y su composición de cinco pequeñas vértebras (S1-S5).

Así queda estructurado el motor de nuestra espalda, dando lugar, a las curvaturas del mismo nombre: cervical, torácica, lumbar y sacra o pélvica. Rodeados por todos estos huesos está la médula espinal, sirviendo de engranaje. Este canal de comunicación que conecta el cerebro con la parte baja de la espalda se encarga de mandar y recibir mensajes nerviosos para la movilidad de brazos, piernas y otras partes del cuerpo. Por ello, la médula espinal es considerada como parte fundamental del sistema nervioso.

En Clínica Dr. Mosqueira ponemos a su disposición todos los medios posibles, siempre nos gusta informar a nuestros pacientes y amigos, y también ayudarles en todo lo que sea posible. Si quiere información acerca de cualquier tema médico o necesita una consulta con nosotros, no dude en contactar con nosotros en el 951 00 66 38, estaremos encantados de atenderle para ayudarle en lo que necesite.

CategoryHemeroteca, Noticias

Pide cita ahora        951 00 66 38