Redacción Vere Álvarez 

Esta patología es la más común de la médula espinal en personas mayores de 55 años, con mayor incidencia en hombres que en mujeres. La gran mayoría de casos aparecen en la zona del cuello. Entre sus causas principales está la presencia de una hernia de disco cervical. Es fundamental acudir a un neurocirujano para tratar el problema y seguir disfrutando de la calidad de vida

Cuando entramos a descubrir un campo desconocido lo mejor es desgranar, paso a paso, cada uno de los puntos. En este caso, investigando en la anatomía humana, vamos a profundizar en la mielopatía, una enfermedad que afecta al canal medular vertebral, pero antes hay que tener claro qué es la médula espinal y qué es la columna vertebral. ¿Qué funciones tienen? La médula espinal es la que se encarga de conectar el cerebro con los nervios de la mayor parte del cuerpo, es decir, actúa como intermediaria para que los mensajes que se manden o la información que se envíe sean ejecutados.

Esa red conformada por la médula y el cerebro es lo que conocemos como Sistema Nervioso Central. La columna vertebral, gracias a su formación por vértebras, se encarga de proteger la médula espinal ya que es una estructura frágil y alargada contenida en el conducto raquídeo, que la recorre por el centro. Para entenderlo mejor, sería como su caparazón. Cada parte del organismo es un mundo del cual crece la información conforme se va indagando. La mielopatía es una patología de la columna vertebral que el neurocirujano Bernardo Mosqueira trata en su clínica, por lo que es fundamental acudir a este tipo de especialistas para acabar con las dolencias y recuperar la calidad de vida.

La mielopatía cervical es la más frecuente

Como hemos dicho anteriormente, la mielopatía se produce cuando existe una compresión en la médula espinal durante un tiempo prolongado, esto es, un estrechamiento que impide una buena comunicación entre el cerebro y los diferentes músculos del cuerpo. Las células nerviosas dejan de funcionar correctamente y aparecen los síntomas. Estos se experimentarán de forma gradual y dependerán del lugar donde se encuentre la lesión. El hormigueo y molestias en las manos o pies suelen ser los primitivos, de ahí que, como otras enfermedades de columna, pueda dar lugar a confusión. En este primer escalón de gravedad las dificultades a la hora de realizar actividades cotidianas hacen acto de presencia.

Todo ello va acrecentándose y se empieza a observar debilidad muscular, dolores en la espalda y/o cuello, calambres en las piernas, impedimentos para mover y flexionar el cuello, etc. Cualquier problema que cause una compresión en la médula espinal es motivo para la aparición de una mielopatía: vértebra rota, hematoma, aparición de un tumor, crecimiento de huesos consecuencia de la artrosis, el propio desgaste del día a día… La edad, con el inicio de los dolores en el cuello, también contribuye a ello, al igual que la presencia de una hernia de disco que va comprimiendo las raíces nerviosas.

Detección a tiempo y microcirugía como freno

Numerosos médicos y expertos consideran que la clave de esta enfermedad está, como en muchas otras, en diagnosticarla a tiempo. Existen numerosos tratamientos, pero parece que el único que ha demostrado plantar cara al deterioro ocasionada por la misma es la cirugía. A este punto se llega al existir una complejidad mayor, cuando la medicación, rehabilitación y/o terapia no haya surtido efecto. En ese sentido, es necesaria la exploración personal y el acompañamiento de una resonancia magnética para dar un diagnóstico concreto.

¿De qué trata la intervención quirúrgica? Con la cirugía se busca descomprimir la médula y estabilizar la columna para detener el avance de la enfermedad, llegando a poner fin a los síntomas. Los tratamientos pueden ser diversos (ejemplo: microdiscectomía cervical, artrodesis…) al igual que la tecnología utilizada, pero el Dr. Mosqueira es fiel a su microscopio quirúrgico.

En Clínica Dr. Mosqueira ponemos a su disposición todos los medios posibles, siempre nos gusta informar a nuestros pacientes y amigos, y también ayudarles en todo lo que sea posible. Si quiere información acerca de cualquier tema médico o necesita una consulta con nosotros, no dude en contactar con nosotros en el 951 00 66 38, estaremos encantados de atenderle para ayudarle en lo que necesite.

 

 

 

CategoryHemeroteca, Noticias

Pide cita ahora        951 00 66 38