Redacción Vere Álvarez N

 

Esta enfermedad reumática, que afecta principalmente a la zona de unión de los huesos de la columna vertebral, tiene sus primeros síntomas en personas de entre 17 y 35 años mayoritariamente en hombres. No se puede prevenir, pero es importante detectarla a tiempo

 

 Hace un tiempo preparamos un artículo en el cual nos centrábamos en la artritis como primera causa de incapacidad permanente en España, ahora queremos profundizar en la espondilitis anquilosante, una forma crónica de artritis. Para comenzar, hay que dejar claro que, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una patología crónica se llama a una afección de larga duración, con una duración superior a los seis meses, y por lo general de progresión lenta. Y, en segundo lugar, hay que saber distinguir entre artritis, que sería causada por una inflamación, y artrosis, provocada por un desgaste. De ahí la relación entre la artritis reumatoide y la espondilitis anquilosante ya que este problema afecta mayoritariamente a los huesos y las articulaciones, al inflamarse e hincharse, en la base de la columna.

La espondilitis anquilosante es una enfermedad reumática que afecta principalmente a las articulaciones de la columna vertebral, pero también a otras como hombros, caderas, rodillas o tobillos, causando su inflamación. De ahí que se registren en nuestro país más de 300.000 casos de artritis reumatoide en los últimos 10 años, según un estudio de la plataforma de datos Statista, que refleja estadísticas y datos sobre la salud y la industria farmacéutica. Concretamente, los primeros síntomas de la espondilitis suelen aparecer entre los 17 y los 35 años de edad y es más común en hombres que en mujeres.

 

Dolor crónico y rigidez en zona lumbar

Como siempre remarcamos cuando hay un problema o dolores, es importante recibir  un diagnóstico temprano para tratar de reducir las consecuencias y aliviar, es una de las claves para evitar que vaya a  más. Los dolores de espalda pueden ser derivados de diferentes problemas que un especialista tiene que inspeccionar para determinar de qué se trata.

El Dr. Bernardo Mosqueira, al centrarnos en la columna vertebral, podrá determinar si tu intenso dolor es producido por una hernia discal, una estenosis o una espondilitis anquilosante, entre otras. Siendo esta última la posible causa, el paciente reflejará dolor crónico y rigidez en la parte baja de la columna cuya intensidad de dolor es más intensa en reposo (por ejemplo cuando duerme) que cuando se está haciendo actividad física.

 

Causa y tratamiento

El dolor de espalda puede comenzar en el medio entre la pelvis y la columna, aunque con el tiempo se expande parte más partes de la columna, haciendo que esta se vuelva más sensible y cause una posición jorobada hacia delante. Su causa exacta se desconoce, pero sí entra en juego el factor hereditario. En cuanto al tratamiento, cada persona necesitará uno específico en función de caso particular, aunque de forma genérica requiere un enfoque profesional a largo plazo. Cabe destacar que todo tipo de tratamientos para la espondilitis anquilosante se centra en reducir síntomas y evitar que crezca, es decir, atacar en su desarrollo, puesto que la enfermedad no es completamente curable hoy en día. En otras palabras, no es posible prevenir la enfermedad, pero es importante detectarla a tiempo.

No esperes más, blíndate y protégete, haz que los problemas te esperen a ti y nunca lleguen a suceder. Para más información sobre el diagnóstico y tratamiento contacta con nosotros en el 951006638, no dudes en ponerte en nuestra manos.

 

CategoryHemeroteca, Noticias

Pide cita ahora        951 00 66 38